“El compromiso social del periodismo está por encima del éxito”

-PRO8_GLASS_130213_PALOMA ESTEVE CAMPOS

Película: El precio de la verdad(Shattered Glass)

Dirección: Billy Ray.

Países: USA y Canadá.

Año: 2003.

Duración: 99 min.

Interpretación: Hayden Christensen (Stephen Glass), Peter Sarsgaard (Chuck Lane).

Guión: Billy Ray; basado en un artículo de Buzz Bissinger.

hayden-christensen-Shattered-Glass

La verdad duele e incluso puede arruinar tu carrera, ese es el caso de Stephen Glass ayudante de redacción de la afamada revista de análisis político “The New Republic” y que su rápido ascenso en la farándula periodística le hizo abrirse un hueco en el firmamento de las grandes publicaciones de Estados Unidos como Harper’s o The Rolling Stone. La carrera del joven redactor iba camino del estrellato, pero la luz brillante que  emanaba de su imagen acabo por resultar que no es oro todo lo que reluce; que los artículos sagaces y brillantes en su ejecución que lo catapultaron al estrellato estaban plagados de medias verdades, fuentes inexistentes, hechos inexplicables y falsedad documental. Así lo retrató el periodista Adam Penenberg, en  su reportaje Lies, damn lies and fiction,  que fue publicado la naciente versión digital de “the Forbes”.  Adam Penenberg que descubrió que el gran artículo  de la carrera de Stephen Glass, “Hack Heaven”, era sucesión de datos inventados y fuentes inexistentes.

El caso “Stephen Glass abrió un brecha en la ética periodística y planteó una remodelación en la comprobación de las fuentes.

La película “el precio de la verdad” narra de manera fidedigna el caso de corrupción moral que sufrió el joven Stephen Glass y la crisis de credibilidad que aconteció a la publicación “The New Republic” que si no llega a ser por la certera intervención del redactor jefe, Chuck Lane, habrían caído en desgracia. Ante tal caso de falsedad, más del 50% de las historias relatadas por Stephen Glass fueron total o parcialmente inventadas, se abre el interrogante de que como pudieron estos artículos plagados de lagunas, conseguir pasar el exhaustivo control que se realizaba en la redacción que llegaba a pasar hasta cinco correcciones antes de ser publicados, tal y como relata la película.

El ejemplo de mal uso de las fuentes y la escasa verificación del contenido, contrasta con el íntegro trabajo que realizó Forbes.com, que con una  trayectoria de dos años encontró en el artículo de Penenberg el impulso que necesitaban los medios digitales, que fue desmontando la historia de “hack heaven” de principio a fin y que a gracias al proceso de investigación demostraron que la historia no se mantenía sobre sus cimientos.

Este escándalo fue el final de su carrera como periodista y decidió encontrar un nuevo futuro dentro del campo de la abogacía, aun así su falta de credibilidad en Estados Unidos no le ha permitido de granjearse un futuro y después de diversas negativas, en 2011 le otorgaron la licencia para ejercer la abogacía.

Después del visionado de la película se pueden sacar varias conclusiones:

-La primera es que es tan importarte el continente como el contenido: Los artículos que produjo Stephen Glass  resaltaba por el tono jocoso y las ideas brillantes que exponía pero al fin de cuentas todo se queda  papel mojado cuando el contenido se cimienta sobre verdades a medias.

-Los periodistas tienen la función de otorgarles a sus lectores la verdad, sin píldoras para dolor, por lo que el adorno de la realidad no tiene ninguna cabida en el compromiso social que tiene el profesional de la información. La ejecución brillante depende del ingenio del redactor porque la realidad siempre supera a la ficción.

– La necesidad de comprobar todo los que se escribe, así como la ética profesional de utilizar solo los recursos acordes con la realidad. Esto debe realizarse para no ser engañados y no caer en el juego interesado de las fuentes. El compromiso es para con el público no par a nuestras fuentes; tenemos que valernos de ellas pero siempre verificándolas.

– Todo texto con imagen que le acompañe es más difícil de falsificar, aunque a día de hoy con los medios tecnológicos con lo que contamos, el retoque fotográfico está a la orden del día. En este caso al igual que con el uso interesado de las fuentes siempre hay que comprobar su procedencia.

– Las historias cercanas que tocan el corazón de los lectores son las que más números venden pero estas historias resaltan por su contenido real y estremecedor, esas historias las de las vivencias cercanas, esas son las que nunca se deben transformar porque así invierten el objetivo de la misma que es estar cerca del público.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s