Sube La Marea hacia un nuevo periodismo

IMG_0674Tras los despidos del diario Público, un grupo de afectados propusieron crear su propio medio de comunicación. La Marea nace de la idea de la cooperativa MásPúblico, los trabajadores que fueron despedidos de la edición papel de Público: un 85% de periodistas de la plantilla.

Algunos de ellos se unieron para crear un formato posible. La Marea ofrece al lector la información que desea saber, sin intereses económicos ni políticos que dejan en segundo plano a la verdad.

Sigue leyendo

Lo importante son las historias que se quieren mostrar

PR10_JORNADAS_300413_GRUPO05
Otro año más se celebran las Jornadas Internacionales de Periodismo de la Universidad Miguel Hernández. Durante dos días más de 150 alumnos pudieron disfrutar de la conferencia sobre “El reportaje televisivo: hibridación y auge de un género”. Este año el aula magna de la UMH tuvo el honor de contar con la presencia de grandes representantes del sector audiovisual como Carlos del Amor, Bienvenido León, José Miguel Almagro y Gema Soriano.
Captura-de-pantalla-2013-03-04-a-las-20.45.19

Nuevos medios apuestan por la prensa escrita

 

IMG_0667

PR09_LAMAREA_300413_PALOMAFLÓREZ

El diario La Marea nació a raíz de que muchos trabajadores del diario Público se quedaran sin trabajo debido a un ERE en 2012 y por el que se despidió al 85% de la plantilla de trabajadores. Después de esto, 8 proyectos periodísticos se han creado para formar parte del mundo de la comunicación. La Marea forma parte de una cooperativa llamada MasPublico que busca hacer un periodismo que no esté ligado a los intereses de ninguna ideología y que no se vincule con las necesidades empresariales.

El pasado 10 de Abril, Toni Martínez, socio y trabajador de MasPúblico y fundador de La Marea, visitó las aulas de Periodismo para presentar su idea de nuevo periodismo que hace frente a la crisis y a los problemas con los que se encuentra la profesión hoy en día. Un periodismo neutral, libre e independiente que ayude a la sociedad y que sea justo son unas de las características que acompañan el tipo de diario que se pretende conseguir.

Sigue leyendo

Marea, en tiempos de crisis

PR09_lamarea_300413_palomaesteve

images

Un grupo de casi 40 periodistas emprendedores decidieron juntar su indignación y esfuerzo para crear la cooperativa MásPúblico. Este conjunto de profesionales fueron los que salieron rebotados del Ere del periódico Publico en el año 2012 y que se negaron a dar carpetazo a su profesión; por lo que abrieron el periódico mensual  “La marea” en el que se recogen las inquietudes de un grupo cada vez más nutrido de la población, que no se conforma con la información oficial y buscan productos novedosos, críticos y que no tengan presiones ni políticas, publicitarias o económicas.

El periodista Toni Martínez, uno de sus fundadores, ha visitado la Universidad Miguel Hernández de Elche para acercar a los alumnos de Periodismo esta experiencia.

Pero porque resaltar esta publicación entre otras que han surgido de la disgregación del diario público, pues principalmente su extraño modelo de financiación que en el panorama periodístico español es poco conocido y mucho menos utilizado, estamos hablando del modelo de cooperativa.

MásPúblico es una cooperativa periodística fundada íntegramente por ex trabajadores de la edición en papel del diario Público, a la que se han unido ya más de 500 socios, que con una aportación mínima de 1000€ pueden formar parte del consejo de dirección de la revista. Para que no se creen conglomerados empresariales que guíen a su antojo la dirección del medio, se ha impuesto la norma  de que solo hay un voto por socio. Además en consejo solo tomará decisiones sobre la dirección del periódico sin afectar  a la redacción del mismo.

toni-martinez-la-marea-beatriz-bonal-800

Todas estas medidas se han tomado para que le producto esté constituida sin presiones de ningún tipo y que solo esté al servicio de la verdad. Porque la verdad es esencial y cada vez más demandada. Las grandes cabeceras nacionales como “el país” y “el mundo” tienen principios editoriales y económicos que chocan en ocasiones de frente con la verdad tal y como sucede.

“La marea”  desde su concepción se ha guiado por ciertos principios entre los que resaltan la veracidad, el criterio, republicanismo, ecológico, laicidad, sin presiones políticas y con principios éticos inquebrantables por motivos económicos, como se hace eco el periodista Toni Martínez en la sala cuatro de Atzavares. Hay que resaltar que cuando no tienes una financiación que te abandone por razones personales, el producto periodístico es libre sin el objetivo de contentar a nadie. La verdad duele, que no se engañe nadie,  en la conciencia de los implicados pero es esencial.

Para mostrar que sus principios editoriales son irrompibles, se imprime un número de ejemplares según la demanda que haya en los puntos de distribución en Madrid, Barcelona y Valencia. Dependiendo de las necesidades de los clientes algunos quioscos se comprometen a la vente de un número más reducido de ejemplares en otros puntos de España.

Pero “la marea” no es solo un producto nacido de la ética periodística, sino es que es una publicación que se centra en la investigación y en la interpretación de hechos.  El resultado es evidente a simple vista y la calidad se huele por todas sus líneas. Además que en sus números demuestran que no se casan con nadie y que mediante el respeto se puede opinar sobre todo, pero no hay que dejar de ser solidarios con la verdad.

“La Marea”  es uno de los ejemplos de que hay un parte de la sociedad comprometida y que está dispuesta a donar su dinero por un producto que consideran justo y relevante.  Este es uno de los ocho publicaciones que han aparecido a raíz de la desintegración de Público y todo ellos se han embarcado en diferentes actividades que abarcan la multitud de posibilidades que ofrece el periodismo.

http://www.lasexta.com/videos-online/programas/salvados/toni-martinez-habla-modelo-alzira_2013021000089.html

El precio del buen periodismo

PR08_GLASS_27/03/13_ISTARRUBIO IMG_0674

 

 

 

 
elprecioverdadLa película de Billy Ray, El Precio de la Verdad, basada en hechos reales, cuenta como un joven periodista,  Stephen Glass, protagonizado por Hayden Christensen, empieza a trabajar en una de las revistas más importantes de Estados Unidos, The New  Republic. Y es aquí donde comienza la trama del film. Stephen Glass es un periodista de éxito entre sus compañeros, divertido, sagaz y buen escritor que encuentra los mejores temas publicados por la revista. Todos sus colegas, incluido el director, apoyan al joven periodista en su trabajo y lo defienden contra todo ataque.

Glass escribe una serie de artículos para la revista The New Republic durante algunos de sus números. Hasta que un día, la publicación online Forbes descubre que el artículo “Hack Heaven” parece sospechoso de haber sido inventado.

Hack Heaven

Sigue leyendo

La verdad tiene que primar en el periodismo

IMG_0667

PR08_GLASS_27/03/13_PALOMAFLÓREZMARTÍN

El periodismo responde a rigurosidad, veracidad, objetividad y crítica, entre otras cosas. El periodista debe nutrirse de información real para la elaboración de sus artículos y de fuentes de información fiables. La duda no debe ser vertida sobre los casos en los que se trabaja y el escándalo motivado por falta de credibilidad no debe formar parte de la carrera de nadie.

En la universidad nos enseñan las claves para ser un buen periodista de manera didáctica, así como los criterios que debe seguir un suceso para convertirse en noticia a ojos del periodista. Pero realmente, la moral periodística va con cada persona. El caso de Stephen Glass no ha sido el único que ha suscitado polémica por las mentiras que acarreaba su historial profesional; hay periodistas que hacen lo posible por llegar a la cima de sus carreras o porque su nombre sea altamente conocido o por recibir premios. Casos como Jaison Blayr, Janet Cooke o Stephen Glass son muestra de ello.

Sigue leyendo

“El compromiso social del periodismo está por encima del éxito”

-PRO8_GLASS_130213_PALOMA ESTEVE CAMPOS

Película: El precio de la verdad(Shattered Glass)

Dirección: Billy Ray.

Países: USA y Canadá.

Año: 2003.

Duración: 99 min.

Interpretación: Hayden Christensen (Stephen Glass), Peter Sarsgaard (Chuck Lane).

Guión: Billy Ray; basado en un artículo de Buzz Bissinger.

hayden-christensen-Shattered-Glass

La verdad duele e incluso puede arruinar tu carrera, ese es el caso de Stephen Glass ayudante de redacción de la afamada revista de análisis político “The New Republic” y que su rápido ascenso en la farándula periodística le hizo abrirse un hueco en el firmamento de las grandes publicaciones de Estados Unidos como Harper’s o The Rolling Stone. La carrera del joven redactor iba camino del estrellato, pero la luz brillante que  emanaba de su imagen acabo por resultar que no es oro todo lo que reluce; que los artículos sagaces y brillantes en su ejecución que lo catapultaron al estrellato estaban plagados de medias verdades, fuentes inexistentes, hechos inexplicables y falsedad documental. Así lo retrató el periodista Adam Penenberg, en  su reportaje Lies, damn lies and fiction,  que fue publicado la naciente versión digital de “the Forbes”.  Adam Penenberg que descubrió que el gran artículo  de la carrera de Stephen Glass, “Hack Heaven”, era sucesión de datos inventados y fuentes inexistentes.

El caso “Stephen Glass abrió un brecha en la ética periodística y planteó una remodelación en la comprobación de las fuentes.

La película “el precio de la verdad” narra de manera fidedigna el caso de corrupción moral que sufrió el joven Stephen Glass y la crisis de credibilidad que aconteció a la publicación “The New Republic” que si no llega a ser por la certera intervención del redactor jefe, Chuck Lane, habrían caído en desgracia. Ante tal caso de falsedad, más del 50% de las historias relatadas por Stephen Glass fueron total o parcialmente inventadas, se abre el interrogante de que como pudieron estos artículos plagados de lagunas, conseguir pasar el exhaustivo control que se realizaba en la redacción que llegaba a pasar hasta cinco correcciones antes de ser publicados, tal y como relata la película.

El ejemplo de mal uso de las fuentes y la escasa verificación del contenido, contrasta con el íntegro trabajo que realizó Forbes.com, que con una  trayectoria de dos años encontró en el artículo de Penenberg el impulso que necesitaban los medios digitales, que fue desmontando la historia de “hack heaven” de principio a fin y que a gracias al proceso de investigación demostraron que la historia no se mantenía sobre sus cimientos.

Este escándalo fue el final de su carrera como periodista y decidió encontrar un nuevo futuro dentro del campo de la abogacía, aun así su falta de credibilidad en Estados Unidos no le ha permitido de granjearse un futuro y después de diversas negativas, en 2011 le otorgaron la licencia para ejercer la abogacía.

Después del visionado de la película se pueden sacar varias conclusiones:

-La primera es que es tan importarte el continente como el contenido: Los artículos que produjo Stephen Glass  resaltaba por el tono jocoso y las ideas brillantes que exponía pero al fin de cuentas todo se queda  papel mojado cuando el contenido se cimienta sobre verdades a medias.

-Los periodistas tienen la función de otorgarles a sus lectores la verdad, sin píldoras para dolor, por lo que el adorno de la realidad no tiene ninguna cabida en el compromiso social que tiene el profesional de la información. La ejecución brillante depende del ingenio del redactor porque la realidad siempre supera a la ficción.

– La necesidad de comprobar todo los que se escribe, así como la ética profesional de utilizar solo los recursos acordes con la realidad. Esto debe realizarse para no ser engañados y no caer en el juego interesado de las fuentes. El compromiso es para con el público no par a nuestras fuentes; tenemos que valernos de ellas pero siempre verificándolas.

– Todo texto con imagen que le acompañe es más difícil de falsificar, aunque a día de hoy con los medios tecnológicos con lo que contamos, el retoque fotográfico está a la orden del día. En este caso al igual que con el uso interesado de las fuentes siempre hay que comprobar su procedencia.

– Las historias cercanas que tocan el corazón de los lectores son las que más números venden pero estas historias resaltan por su contenido real y estremecedor, esas historias las de las vivencias cercanas, esas son las que nunca se deben transformar porque así invierten el objetivo de la misma que es estar cerca del público.